003: Invierno de mariposas

octubre 6, 2014 • Arte y Cultura, Ciudad, Destacados, No te lo puedes perder, Opinión • Views: 2333

Sábado 27 de setiembre.

No me pregunte cómo ni por qué, pero madrugué. Cuando de sábados se trata, arrancar a las 8, al menos para estos huesos, es madrugar. Anhelo el descanso de la mañana sabatina de lunes a viernes y pretender lo contrario sería tomarme el pelo a mí mismo. Algo así fue lo que hice para arrancar la jornada como manda una equilibrada salud mental, café y desayuno con el sol a media asta. Me entretuve más de la cuenta leyendo el diario (o lo que sea que sea el diario que lee uno ahora) y de pronto estaba en la calle pidiendo al taxista un aventón hasta el Parque España.

Los apartamentos Jiménez, sede de Chepecletas, están cargados de todo tipo de recuerdos, anécdotas e historias. A pesar de que nunca viví en la zona yo mismo no logré escapar de ese manto estelar que emana el edificio: la primera entrevista de 89decibeles se celebró ahí. Con Bruno Porter, nada menos. Nadie planeó nada. Ni la locación. Solo pasó. Si esa noche no hubiera entrado a ese edificio esta mañana, 12 años después, no estaría escribiendo este texto.

Quizá ese día, además de mi pasión por el periodismo, despertó mi particular interés por la gente con historias, la gente con talento y la gente con ideas. Chepecletas reúne a algunos de estos provocadores e idealistas; agentes del caos. Comprometerse con San José y vender la idea de que no es una ciudad imposible toma más que valentía… un poquito de locura.

***

A las 945 hay un grupo de unas 40 personas estirando y sonriendo en el parque. La idea de entrarle temprano al paseo era robarle la vuelta al agua que, durante todo setiembre, no dio tregua. Quienes asistimos al Art City Tour (¡5 años carajo!) del 17 de setiembre damos empapada cuenta de ello. Pero este sábado todo brilla. Así, sin pensarlo mucho, nos pusimos a las órdenes de Roberto Guzmán y Carla Quesada, especialista en romper el hielo e incitar el diálogo y el encuentro: este es un tour interactivo, un wikitour, diría Roberto. Megáfono en mano (a veces sí, mejor a veces no) nos van guiando por las calles de Amón y Tournón, siempre acompañados por dos oficiales de la Policía Municipal a quienes había que ver metiendo pedal cuando subíamos por la ULACIT, para salir a Guadalupe.

Llámenme turista, pero pasar del Morazán a un mariposario en Goicoechea en un brinco me parece una experiencia más que inusual. Resulta que tenemos un bosque secundario a tiro de piedra en Chepe centro pero pocos están al tanto del dato y muchos menos lo han visitado. El Jardín de Mariposas Spirogyra ofrece la oportunidad de adentrarse en ese verde capitalino con la muy buena excusa de ver cualquier cantidad de coloridos lepidópteros.

Charla, café y caminata. Cuando nos dimos cuenta, caímos «de vuelta» al Polideportivo de Aranjuez, otra vez en Chepe. Se celebraba el Primer Festival del Río Torres «Río y Sonrío» así que a los sospechosos usuales de la Feria Verde se sumaron esta vez cualquier cantidad de entusiastas a quienes podríamos acusar de «todavía más tostados que la gente de Chepe Cletas» pues se han propuesto revertir la suerte del río Torres para que deje de ser una cloaca y vuelva a ser un río.

El trabajo de la Asociación de Amigos del Torres merece toda nuestra atención y todo nuestro reconocimiento. El punto de partida (este primer festival) es esperanzador. Con el compromiso de las autoridades y el respaldo de la ciudadanía el Torres podrá, algún día, contar otro cuento. Ojalá vivamos para verlo.

Tournón

Avenida 13.

***

Finalizado el paseo «oficial» tomé rumbo a dos exposiciones realmente notables. No sin antes (y después) enfrentar otra vez los embates del invierno, que ya ni por la noche espera. Pero esa también es otra historia y quedará para la próxima entrega. Por lo pronto los invito a complementar esta lectura con el artículo que publicó esta semana Adrián Quesada sobre Chepecletas. Todo esto, compas, hay que seguir documentándolo. Y celebrándolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *