VOX PÓPULI – 1ª Parte

junio 10, 2014 • Destacados • Views: 1879

De la contradicción partimos en Costa Rica: campo o ciudad, dos extremos. «Todo núcleo urbano es llamado ciudad, de hecho y de derecho cuando se puede. Solo hay dos polos, montaña y ciudad. El resultado es, y visible que la vida en las ciudades es campesina» Dr. Constantino Láscaris, Catedrático de la Universidad de Costa Rica.

La ciudad de San José de Costa Rica, capital del país, ciudad de derechos que enarbolan libertad a través de los tiempos, haciendo ancha y extensiva la ganancia cultural popular, sitio de canje otrora «al trole» y en carreta, ciudad socialmente horizontal, sin distinciones ni clases, menos edificios de altura (no era su momento aún), transitada de mil formas, plasmada en el territorio desde la más sencilla intención cruciforme (importada,  claro está) en pro del intercambio, con expresiones estéticas urbano arquitectónicas dignas de una sociedad pujante como la costarricense, en retrospectiva así se define. Al presente la ciudad se transforma y exige volver entre otras cosas al recorrido «al trole», a la «tertulia» en la plaza y en el parque, hecho y derecho que en medianas edades de su fundación vivió épocas de oscurantismo, «la satanización y vulgarización de los espacios públicos» efecto secundario de la inseguridad social.

Hoy San José es más alternativo que nunca, es diverso y plural, inclusivo y no excluyente, el arte y el carisma se adueñan de calles y avenidas en resumen la tranquilidad, encontrando reflejo en distintos rostros, sin clasificación, pivoteados por los espacios destinados al reposo y a la perspectiva, a la fotografía y al asunto popular, proceso fecundo que germina natural y armoniosamente. Humanidad, habitantes, ciudadanos(as), en ese orden de aparición y/o posesión del espacio físico de San José, la iniciación a la vida civilizada en ciudad como escenario físico y en sociedad como fenómeno sociocultural maravilloso, amenizada por las inherentes contradicciones e interrelaciones propias del populacho (distinto de la masa) siempre heterogéneo, fructuoso y expresivo permanentemente digno de ese proceso de «encampesinamiento» en el establecimiento territorial de la ciudad de San José.

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *