“Frutas frescas”

mayo 15, 2015 • Ciudad, No te lo puedes perder • Vistas: 1227

Gracias María de los Ángeles, porque hacés de San José, un lugar digno de ser disfrutado. Foto tomada por: Ana Beatriz Peralta.

Gracias María de los Ángeles, porque hacés de San José, un lugar digno de ser disfrutado. Foto tomada por: Ana Beatriz Peralta.

Hace unos días, finalizamos el taller “Escénica Urbana y Espacio Público”, una iniciativa conjunta entre ChepeCletas y Focus Arquitectura Experimental. Catorce ciudadanos (no todos josefinos) tomaron el reto de conocer y apropiarse de su ciudad capital, por medio de la fotografía y de su sentido crítico y social. Su última tarea, que en realidad es el principio de todo el proceso de recuperación de espacios públicos, fue elaborar reseñas de agentes urbanos. Como lo hago yo cada semana. No personajes, no simples pasajeros. Agentes que configuran y dinamizan la ciudad que nos pertenece y de la que somos parte. A partir de hoy presentaré sus reseñas, que vienen acompañadas de fotografías tomadas por ellos, a partir del conocimiento técnico dado por el Arq. Mauro Quirós, y la contexrualización sociológica de los espacios y lugares, transmitido por esta servidora 🙂

Se viene mucho más. Ojalá muchos de ustedes se animen a acompañarnos y ser parte del proceso.

Hoy mostramos la de Ana Beatriz Peralta. Gracias Ana por la dedicación y el interés por San José, bienvenida a este gran colectivo ciudadano que lucha por el disfrute de los espacios, por la memorias de los lugares y de los paisajes humanos. Sin más… Inicio.

Sus frutas, su realidad, su lucha diaria. Foto tomada por: Ana Beatriz Peralta.

Sus frutas, su realidad, su lucha diaria. Foto tomada por: Ana Beatriz Peralta.

Frutas frescas es lo que María de Los Ángeles Ramírez se esfuerza por vender cada día en la esquina Sureste de la Caja Costarricense del Seguro Social en San José. María de Los Ángeles es la tercera de diez hermanos, su padre murió cuando ella estaba en la escuela, por lo que al ser de las mayores le tocó trabajar junto con ellos como vendedora ambulante para ayudar a su madre y en su hogar.

Aún así, soñaba con ser enfermera y obstetra. Detrás de esas frutas en el Tramo Ramírez se encuentra María, quien trabaja ahí desde hace quince años, cuando su hermano le ofreció trabajar con él. Cada semana que trabaja llega junto a él a las 4am de la mañana al Mercado de San José y buscan las mejores frutas. A María no le gusta que se vean añejas, le gustan bien frescas. Cuando empieza a trabajar, aquello se vuelve toda una aventura. Desde el momento en que abre el tramo ya hay clientes fijos y algunos que solo van de paso. Pero es que ahora esa esquina, ese tramo, ya no es solo su lugar de trabajo, es lo que refleja la sobrevivencia de su familia, el encuentro con amistades de años y la oportunidad de compartir su fe con muchas personas y así mismo ser escucha para quien lo necesita y reflejar confianza, que como ella lo dice, se ha ganado. María es feliz en San José y es más bien un privilegio para ella que sin estudios pueda mantener una familia desde tan pequeño pero colorido camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *