Festival Casa & Calle

octubre 13, 2014 • Arte y Cultura, Ciudad, Opinión, Tendencias • Views: 5118

“La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte Leonardo Da Vinci.

Postales

Completísimo el festival!

Desde el 23 de agosto hasta el 20 de setiembre pasado Casa Cultural Sulabatsu acogió por segundo año consecutivo el Segundo Festival de Manifestaciones Gráficas Callejeras “Casa & Calle”. Un evento sin precedentes que además de convocar artistas de un género que hasta hace algunos años permanecía sublevado a la informalidad de las calles, y hacer un llamado a seguidores de la cultura hip-hop, arte y diseño en general, movilizó la riqueza de esta (sub) cultura (aún) a través de un público más amplio, ajeno, que desconoce el alcance y diversidad de sus aplicaciones e ignora la profesionalidad y flexibilidad con que se puede desenvolver en un mundo cada vez más exigente, necesitado de quienes aceleran los procesos de producción, mantienen la esencia del individuo y a su vez, contribuyen con la parte más dañada de la sociedad; un público acostumbrado al arte que usualmente se exhibe solo en museos y galerías, otro estigmatizado (y traumatizado) por el carácter destructivo de las “garras, ultras, y doces”, o también el que está interesado en  la realidad de un fenómeno cuya efervescencia actual está cambiando para bien no solo las páginas de la historia del arte, sino de la sociedad y el planeta (Solo mi humilde opinión).

Lo que también es un hecho es que el llamado a la fiesta de inauguración de un mes protagonizado por la pintura en spray, caps, talleres, latex, conversatorios, intervenciones legales e ilegales, y el trabajo de 12 de los artistas más activos en la escena nacional y centroamericana  provocó tanto movimiento dentro y fuera de Casa Batsu que la fila que hubo a lo largo de la cuadra durante gran parte de la noche era más larga que lo que duraba en llegar Oliver Atom en Supercampeones de un extremo de la cancha al otro, fila que a pesar de y al igual que todos los que dijeron “presente!”, no dejó de matizar al ritmo del scratch de Peixoto, Raza Bronze  y la lírica irre-vocable de Nativa y Nezumi G, quienes colaboraron a cerrar con “Montana Gold” la primera noche de un mes donde la Casa & Calle  fueron el mismo espacio. Así dio inicio la segunda edición de un festival que aunque aún es joven, por su duración y la variedad de maneras en que ofrece al público un verdadero involucramiento con una de las facetas principales de las manifestaciones urbanas se proyecta a ser uno de los primeros y más importantes de la región.

Pucho Rot Roy

Piezas de Pucho Uno, Rot y Roy Arte Graffiti (Orden usual)

Estudiantes (3)

Talleres de Spray y Látex impartidos por Mush

Para resumirle a quienes se lo perdieron, y refrescarle la memoria a quienes lo vivieron, durante la primera semana, una vez superada la resaca (goma en Costa Rica) del primer día, arrancaron los talleres intensivos. El de “Látex y aerosol” impartido por Mush Hongo, uno de los referentes principales en el graffiti centroamericano y además organizador del festival, el de “Graffiti retrato” guiado por Pucho quien junto a Yiyo y Roy, ambos encargados de compartir su conocimiento en el taller de “Stencil”, y todos de San Ramón de Alajuela, inmortalizaron durante el Proyecto Feria Central el famoso arte de Marito Mortadela en la cortina de La Gloria en Avenida Central. Y además, un cuarto taller de “Caracteres y personajes” a cargo de Echo, artista multidisciplinario de El Salvador que ha ganado el respeto y admiración de muchos no solo por la calidad de ilustración, graffiti y trabajos artísticos, sino por la manera en que ha sacado el jugo de su talento, pasión y religión, convirtiéndose en otro de los que se abre paso en el mundo empresarial con varias marcas de ropa, prendas, cuadros y cuanto producto se le ocurre intervenir y poner en venta.

Taller Echo Personajes

Taller de caracteres y personajes por Echo de El Salvador

Pain

B-boyz y arte de Pain

Por otro lado, la variedad de campos y perspectivas desde las que fue abordado el fenómeno en los conversatorios dirigidos por profesionales en sociología, arte, música y producción, entre otros, traducen adecuadamente la magnitud del fenómeno y el alto contenido del festival. El mismo Mush indicó que el nivel de los conversatorios fue tal que hasta sus más de diez años pintando en las calles se vieron nutridos considerablemente por las experiencias que se compartieron desde distintas profesiones alrededor del mundo. Sesiones de Blackbook sharing” (intercambio) de calcas y bocetos. Activaciones dentro del Art City Tour, los famosos gastrourbanos de ChepeCletas. Por ahí se contó con la proyección del documental “Las calles hablan” de Justin London en el Centro Cultural Español, al tiempo que se pintaba uno de los tantos murales que, gracias al gran trabajo detrás del evento y el talento de los artistas ya antes mencionados junto a Kat, Emme, Pain, Rot, colectivo Ministra Ministra y Tout (les prometo notas de cada uno en los post que vienen) engalanan las paredes de nuestro querido y bien tatuado Chepe, víctima de la erupción artística vivida durante esos días en los alrededores del hospital Calderón Guardia y Barrio Escalante.

Tout 3

Obras del artista Dennis Tout

 matizando la noche

Dj Coala desde Brazil & Cypher One

Ya para cerrar la notica urbana, el último día la fiesta continuó desde temprano con una pintada  colectiva, abierta a toda la familia que vive y respira el arte callejero, con carnita y tamarindito incluído,  donde la hermandad centroamericana disfruto de un sábado que confabuló junto al clima para que en  el aire no hubiera más que pintura, solcito y la mejor de las vibras. Más tarde, el “bashment” (tarea  para cuando anden por la provincia de Limón) se trasladó de vuelta a la base Batsú donde el éxtasis de  la pintarreta  alcanzó su climax al compás de las tornas de Cypher One y Dj Coala desde Brazil, el  breakdance de los B-boyz, otro de los elementos del hip-hop que no podía faltar a la cita, y los  artistas plásticos que esta vez fusionaron sus estilos en un canvas que hasta altas horas de la noche  rebozó con lo mejor de las manifestaciones gráficas callejeras para luego ser rifado entre los asistentes a  lo largo de un mes inigualable.

 Ojalá y así como con esta edición, las dimensiones del Festival sigan creciendo, trazando nuevas  fronteras y trayendo abajo estereotipos, paradigmas, tabúes; colocando como ha sucedido últimamente  en varias disciplinas, el arte de Costa Ri(quísima) y la zona en el ojo del orbe entero. Pura vida y hasta  la próxima!

Mush & B-boy

Canvas intervenido por los artistas participantes y rifado entre el público

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 Responses to Festival Casa & Calle

  1. TamaGotChi dice:

    Fuerza para el movimiento artístico under de Costa Rica..sigamos evolucionando como sociedad hasta que se logre metamorfar ese conceptucho de » ilegalidad «en algo menos efimero .

    • Exacto Tama! Hay que seguir rompiendo esquemas, tabúes y paradigmas para el bien de todos. Movimientos como este son los que hacen que abramos los ojos, que las sociedades revolucionen y evolucionen… aquí/ hoy lo «ilegal» es un término manipulable, lo bueno, lo malo, lo justo… no podemos seguir viviendo con los ojos cerrados, creyendo y tragando cuanto cuento nos quieren meter, hay que transmutar a partir de lo mas básico, desde donde todo se tambalea. Fuerza al arte urbano y las culturas «under»!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *